• Isabel Bermejo

TERRITORIO


TERRITORIO


Me invade la palabra.

Me rondan letras

y danzan sus sonidos.

Cada grafía y fonema

es material al acecho

que busca la salida.

A veces, llueven letras

y sus colores tiñen mis cabellos.

Y soy un pez, la luna, un abandono,

la tristeza que, oblicua, me traspasa;

perro, herida, simbiosis de la noche…

Entonces ―alfarera del lenguaje―

tomo la pluma,

el torno donde el barro

da forma a las ideas,

modela el sentimiento,

crea,

busca,

transforma,

precipita

y convierte el papel en territorio

donde el verso se atreve a batallar.


El poema en mi voz:


54 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

EL OJO

NO ESPERES