• Isabel Bermejo

SONETO SATÍRICO



DE CÓMO EL ARMARIO DE LOS MATERIALES DE TRABAJO

ESTÁ SIEMPRE CERRADO E INACCESIBLE.

SONETO

Encuéntromelo siempre clausurado

y ocultando tesoro tan valioso,

que nunca tuve amor más quejumbroso

ni tal pasión a objeto venerado.

Relumbra en días de sol como un dorado

astro que reluciera vigoroso.

Por eso es que mi anhelo vagaroso

en todo ve la imagen de un candado.

Cerrado está, como una celosía,

custodiado con celo y con recelo.

Que tengo en el armario el alma mía.

Siendo así, verlo abierto es ver el cielo

y no espero otra cosa que ese día,

para dar muerte a tanto desconsuelo.


©Isabel Bermejo

Valderrubio (Granada), 1998

35 vistas

Entradas Recientes

Ver todo